Termografía, estructuras de madera, humedad y plagas

Termografía, estructuras de madera, humedad y plagas

La termografía es una herramienta muy útil y en el campo de la edificación es incuestionable.

Un aspecto que se puede vigilar y controlar gracias a la termografía es la humedad. La humedad puede existir como humedad de obra, consecuencia de la ejecución. Los paramentos tienen que estar bien secos para recibir sobre ellos los acabados correspondientes. Un secado incorrecto de los paramentos puede derivar en defectos posteriores como desprendimientos de aplacados, de pinturas, .etc. Con la cámara termográfica podemos inspeccionar el elemento constructivo durante la ejecución con el objetivo de conseguir una correcta finalización de los trabajos.

La humedad también aparece como patología en los elementos constructivos: estructuras de madera, paramentos, acabados,..etc. La inspección termográfica permite conocer el alcance real de la humedad en el interior del elemento constructivo, lo que no es visible al ojo humano. Esto ayuda a realizar un análisis más preciso de la patología y de sus consecuencias y es una fuente de información muy eficaz a la hora de tomar las decisiones pertinentes para la reparación del elemento dañado.

En el caso particular de las casas de madera, además la termografía tiene una aplicación muy importante en la detección de las plagas que atacan a las estructuras de maderas, acabados en madera,. etc. La mayoría de estos insectos ponen sus huevos en las grietas o fisuras de la madera, creciendo las larvas en su interior donde excavan galerías dentro de la madera. Estas galerías son huecos con aire, a diferente temperatura que la que tiene la propia madera. Esta diferencia de temperatura se detecta con la cámara termográfica y así se puede localizar y fijar el alcance de la plaga en el interior de la madera, para después tomar las decisiones oportunas de intervención en la misma.

Las plagas en la madera no son únicamente propias de casas de madera o edificios de madera antiguos. En concreto existe el Lyctus linearis o escarabajo de la madera, que ataca a la madera antes de su puesta en obra, en los almacenes antes de su aserrado. Los parquets y entarimados de maderas frondosas pueden estar afectados antes de su colocación en obra, por lo que al desconocer el mal estado del material, habría que reponer todo de nuevo. Aquí la inspección termográfica puede tener una aplicación de mantenimiento preventivo en el almacén de material o una aplicación de control de ejecución durante la obra.

Así pues, tanto en obra nueva con estructuras o elementos de madera, como en obras de rehabilitación de estructuras de madera, el uso de la termografía se convierte en una fuente de información con alto grado de fiabilidad, sirviendo de base para un análisis y toma de decisiones más precisos.

OBRA DE REHABILITACION. ESTRUCTURA DE MADERA.

En los trabajos de rehabilitación se sustituye la parte de la viga que está deteriorada. Se comprueba el grado de humedad con un termohigrómetro y con la inspección termográfica se comprueba el posible grado de deterioro de la viga de madera.

Azucena González Martínez
Arquitecto

¡Comparte!

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current month ye@r day *

: